Aprender un idioma sin tiempo y con mil cosas que hacer

Hace unos días me encontré con este vídeo.

Es una Ted talk de Matthew Youlden, políglota y filólogo que seguro habéis visto en alguna red social. Es muy gracioso y un auténtico crack en lo que se refiere al aprendizaje de idiomas. Desde hace tiempo, hay una idea que va y viene a mi cabeza: aprender un idioma. Eso sí, a la que aparece, automáticamente pienso que no tengo tiempo  y entonces, rápidamente, se va.

El tiempo. Hoy en día la frase “no tengo tiempo” no sé muy bien qué significa. Me hace pensar en el post de María de la semana pasada. De hecho, he estado pensando mucho en él desde entonces. Ese post y el vídeo que os mencioné antes, son quizá las razones por las que la idea de aprender un idioma ha vuelto a mi cabeza y se ha quedado más tiempo de lo normal. Por eso que hoy quiero compartir con vosotros esta inquietud y deciros que quizá yo ya tengo propósito de año nuevo. Y de eso irá el post de hoy. ¿Cómo aprender un idioma siendo adulto? Y lo más importante, siendo un adulto “sin tiempo para nada y con muchas cosas que hacer”.

Lo primero de todo, y esta es recomendación mía, deja de repetir que no tienes tiempo para nada. Ya te he dicho anteriormente que, si sumas todo el tiempo que pasasviendo tonterías en redes sociales te sorprendería la cantidad de tiempo que tenéis al día. Lo importante aquí es querer decidir tener tiempo. Conozco mucha gente que me dice que el móvil les ayuda a distraerse y olvidar por un momento el estrés de la vida. Que ven sólo tonterías o que leen el periódico. Vale, también puedes decidir leer un libro o llamar a un amigo. Pero, si quieres usar el móvil, también puedes aprender un idioma.

En realidad, creo que el primer paso para aprender un idioma es tener claro por qué lo quieres aprender y tener una motivación real. Yo, por ejemplo, para ser muy honesta, no tengo ningún interés personal por aprender un nuevo idioma. Es decir, no tengo un viaje próximo a algún país ni una relación cercana con alguien que haga que me interese particularmente un idioma. Lo que sí sé es que aprender idiomas tiene una cantidad de beneficios que, para mi cerebro de 35 años, van muy bien. Numerosos estudios demuestran que aprender idiomas es la mejor gimnasia cerebral. Así que he aquí mi razón personal para querer aprenderlo: ejercitar mi cerebro. También es demostrarme a mí misma que puedo ser constante en un hábito nuevo.

Es muy importante quitarse de la cabeza que aprender un idioma como adulto es muy difícil. He escuchado a muchos padres decir que quieren que sus hijos aprendan inglés ya que “para ellos es muy tarde”. No estoy de acuerdo. Estudios demuestran que, mientras los niños aprenden mucho más rápido un idioma, los adultos lo aprendemos de manera más efectiva.  La razón es porque nosotros contamos con la experiencia del aprendizaje. Nosotros ya hemos “aprendido a aprender”.

¿Y cuánto tiempo nos tomará aprender un nuevo idioma? Matthew Youlden sugiere que si practicas treinta minutos al día durante un mes puedes comenzar a entender el idioma. Creo que todos podemos dedicar diez minutos por la mañana, diez minutos por la tarde y diez minutos por la noche para comenzar, ¿no? Yo creo que, si aprendo en intervalos cortos pero regulares, no me agobiaré. Aparte que, si aprendo el idioma una vez a la semana, me olvidaré fácilmente de lo que aprendí la sesión anterior.

Y entonces, ¿cómo aprenderé un idioma como adulto que prácticamente no tiene tiempo para nada?

Primero de todo, dedicaré una tarde a probar diferentes aplicaciones en el móvil y decidiré la que más me convenga para comenzar a invertir mis treinta minutos al día. He estado probando algunas y la verdad es que me parece muy divertido. Estuve leyendo varios artículos y aquí os dejo seis aplicaciones que más recomiendan: Duolingo, Babbel, ABA English, Bussu, Rosseta Stone y Lingualia.

Después, aplicaremos los consejos del profesional Matthew Youlden.

  1. Incorporar el idioma en tus rutinas diarias. A mí en lo personal me encanta escuchar la radio camino al trabajo, ¿por qué no escucharla en el idioma que quiero aprender? Hay infinidad de podcasts y webs que contienen emisoras de radio de todo el mundo. No hay excusa.
  2. Ver una serie. Investigar qué series ven en el país o países que hablan el idioma que quieres aprender y verla. Yo, honestamente, veo este paso muy difícil. Ya me cuesta muchísimo seguir una serie en mi idioma, pues imagínate en un idioma extranjero.
  3. Cambiar el idioma de tu ordenador, teléfono o red social. Este consejo me gusta más.

Las reglas básicas para aprender un idioma que sugiere el lingüista son: vivir el idioma (leerlo, escucharlo, vivirlo, escribirlo y cantarlo), cometer errores y, lo más importante de todo, disfrutar el proceso.

Yo tengo que deciros que escribir este post me ha animado muchísimo. Incluye muchas cosas que quiero hacer conmigo misma. Incluye el dedicar tiempo de verdad en algo positivo para mi persona. En este caso, para mi cerebro. Incluye demostrarme que puedo ser constante en un hábito nuevo. Incluye expandir mi cultura y descubrir nuevos mundos. Incluye conocer gente de otros países (por lo menos virtualmente).

Ya os contaré qué tal.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.