Propósito 2020: Muchos más momentos de «no hacer nada»

¿Cuándo fue la última vez que no hiciste nada? Y, lo más importante, ¿cuánto tiempo le dedicaste a ello?

Muchos me dicen que, entre el trabajo, escuela, gimnasio, familia y amigos, es imposible dedicar momentos a no hacer nada. Otros me dicen que está mal y es una pérdida de tiempo, que hay que estar constantemente activo. ¿Tú qué piensas?

Yo pienso que, hoy en día, no hacer nada es una habilidad muy difícil de lograr. También pienso que es imprescindible para el desarrollo de nuestro cerebro (hay muchos estudios que lo demuestran). Y también pienso que, si nuestras niñas y niños no aprenden a no hacer nada, vivirán como adultos estresados entre adultos estresados.

Hace tiempo me encontré con un artículo que me inspiró para escribir este post. El título: «Cinco beneficios de soñar despierto». Puedes leer el artículo en inglés aquí.  Tengo que decir que el término daydreaming me gusta más que el de «soñar despierto».

Ahora te diré cuáles son los cinco beneficios, pero antes quiero contarte, qué fue lo que más me llamó la atención de este artículo. Resulta que, desde el 2014, los surcoreanos compiten por no hacer nada. Sí, tal cual lo lees. La competencia se llama Space out competition y podéis encontrar toda la info en su web.

Woops Yang, artista visual, creó el evento en 2014 y, desde entonces, se celebra cada año en diferentes localidades de Corea del Sur. El evento nació a raíz de la necesidad de someter al cerebro a un descanso obligado en una sociedad llena de trabajo y estrés excesivo. Corea del Sur es una de las poblaciones más estresadas del mundo desde hace muchos años.  La artista explica que, antes de comenzar con esta iniciativa, sufría de fatiga crónica pero que descansar y no hacer nada le provocaba muchísima ansiedad. Se dio cuenta de que este estado de malestar era común entre otras personas y fue entonces cuando se le ocurrió la idea de no hacer nada en grupo.

El concurso tiene reglas muy estrictas. No se puede utilizar el teléfono móvil, ni hablar, ni mirar el reloj y tampoco quedarse dormido. Durante 90 minutos, los participantes sólo pueden estar sentados mirando a la nada. Sólo pueden ir al baño o beber agua, si lo necesitan, levantando una tarjeta para que les vean los jueces. Si se rompe alguna de estas reglas, el concursante queda descalificado. Los jueces revisan el ritmo cardíaco de los participantes para comprobar el estado de calma. La persona con un ritmo cardíaco más estable gana. Hay que decir que estos concursos se llevan a cabo en ciudades muy ajetreadas en horas punta. Uno de los propósitos es precisamente yuxtaponer visualmente dos grupos que están haciendo dos cosas completamente diferentes.

Tengo que decir que he estado pensando muchísimo en este concurso. El otro día llegué muy pronto a mi clase de yoga y entonces me propuse practicar y no hacer nada en un ambiente bastante propenso para ello. Me senté en la esterilla con los ojos abiertos y empecé. 10 minutos y ya me sentía rara. La gente iba entrando a la sala y me distraía. Miraba el reloj. Creo que hubiese sido más fácil cerrar los ojos. Entonces hubiera perdido el concurso.

Vamos a retomar el por qué comencé a escribir este post. Vamos a conocer cuáles son los beneficios de soñar despierto. A ver si te convenzo de incluirlo en tu rutina diaria.

  1. Soñar despierto aumenta tu capacidad para realizar tareas mentales complejas. Hay varios estudios, como éste, que demuestra que, si utilizamos la parte de nuestro cerebro destinada a distraernos, nos será más fácil realizar tareas mentales complicadas.
  2. Soñar despierto boosts tu inteligencia.  No hay una traducción literal al castellano para este concepto. Es una combinación de activar, impulsar, empujar, elevar, incrementar, estimular… Me encanta el término, por cierto.
  3. Soñar despierto te hace ser más creativo. Es verdad. En mis últimas vacaciones, fui a un camping a la montaña y tuve mucho tiempo de no hacer nada. Grandes ideas me vinieron a la cabeza.
  4. Ayuda a la relajación y elimina el estrés.
  5. Fortalece tu memoria funcional. Puedes llegar a pensar que por estar «en la luna» puedes no recordar cosas. Pues no. Un estudio realizado por el Instituto Max Planck de Ciencias Cognitivas y Cerebrales demostró que aquellos que sueñan despiertos son más propensos a recordar información que otros que no.

Si todos sabemos que el cerebro necesita descansar para poder procesar la información, crear recuerdos y combatir el estrés, entonces… ¿por qué no lo ayudamos a descansar? La sociedad en la que vivimos nos motiva cada vez más a estar ocupados siempre. Hay que trabajar, estudiar, ir al gimnasio, escuchar música, ver series para desconectar, ir a nuestras extraescolares, cumplir nuestras rutinas, hacer la cena, recoger la casa, ir a pasear a la montaña, visitar a los abuelos, jugar con la hermanita, hablar con nuestra madre.  Me estreso sólo de escribirlo. Es verdad que todas las cosas que decidimos hacer en nuestra vida son importantes y hay que dedicarles tiempo. Lo único que te digo es que te propongas este año regalarte un hueco para no hacer nada. Para soñar despierto. Para tener una mejor salud mental. Por ti y por todos los que te rodean.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.